La climatización por suelo radiante es un emisor de calor que forma parte estructural del edificio al estar colocado debajo del pavimento, de ahí el sobrenombre de climatización invisible.

Es un sistema novedoso que proporciona un nivel de confort inalcanzable por otros sistemas de climatización, la temperatura se distribuye de manera uniforme por toda la estancia y nos da la oportunidad de sectorizar por habitaciones, contribuyendo con esto a un aumento del confort, ahorro energético y económico.

La calefacción por suelo radiante eléctrico de baja tensión es un sistema de climatización que se puede aplicar tanto en obra nueva como en reformas. Su instalación es rápida y sencilla.

Nuestro sistema de suelo radiante es especial y permite un ahorro de hasta un 45% en consumo energético con respecto a otros sistemas de climatización. Esto es posible gracias a que utilizamos folios radiantes de baja tensión que emiten ondas termoeléctricas capaces de generar energía de una forma más económica, rápida y limpia que otros sistemas de calefacción.

¿COMO FUNCIONA?

Para trazar los circuitos en el suelo se utilizan folios o láminas radiantes de baja tensión por las que circulan las ondas termoeléctricas, calentando suavemente el suelo y garantizando una temperatura ambiente confortable.

Los folios radiantes van dispuestos sobre una base de aislamiento protegido aportando así tanto el aislamiento térmico como el acústico, exigido por el Código Técnico de la Edificación.

La regulación de la temperatura deseada en cada estancia se realiza mediante la instalación de un termostato que puede ser general o independiente para cada habitación. Cada estancia disfrutará siempre de una temperatura homogénea, sin diferencias de temperatura entre suelo y ambiente, garantizando así el confort y eliminando la sensación de pies fríos.

VENTAJAS MÁS DESTACADAS

  • Ahorro de hasta un 45% frente a otros sistemas de climatización
  • Máximo confort tanto en invierno como en verano
  • No produce malos olores
  • No quema Oxigeno ni reseca el ambiente, por lo que es más saludable que otros sistemas de climatización
  • No se utilizan productos tóxicos ni inflamables
  • Sin riesgo de quemaduras por altas temperaturas
  • Tenemos una instalación única para cubrir el 100% de la superficie
  • No tiene focos de calor por zonas: temperaturas homogéneas
  • No hay ruidos
  • No mueve el polvo: sistema más limpio
  • No necesita temperaturas muy elevadas como otros sistemas de calefacción
  • Es invisible
  • Todos los espacios interiores son aprovechables
  • Es silencioso
  • Sirve tanto de aislamiento térmico como acústico con el resto de las plantas
  • No necesita mantenimiento